viernes, 25 de noviembre de 2016

ALBERTO BAYO: "PERDIMOS MALLORCA, PERDIMOS LA GUERRA"




Alberto Bayo con Indalecio Prieto
Imagen: Memoria Civil Baleares
(1) De origen cubano, Alberto Bayo, nace en 1899, un año después de la Guerra Hispano-Americana y de la pérdida de las últimas colonias. Atraído desde joven por la vida militar y procedente por tanto como muchos otros del ejército, descubre las grandes posibilidades del arma aérea. Entonces funciona la Academia de aviación de Albacete y los campos de prácticas de Cuatro Vientos y los Alcázares. La escuadrilla de los Henri-Potez en Melilla serán la oportunidad para todos aquellos pilotos de desempeñar un decisivo papel en la guerra en Marruecos. Después serán los Breguet XIX, aparatos de grandes posibilidades de observación y ametrallamiento.

Hay que decir que Bayo se manifestó como un magnífico piloto, ganando popularidad y ascendiendo por méritos, por lo que al comienzo de la Guerra Civil ostenta el grado de teniente coronel de Aviación. Con tal uniforme, estrellas y distintivos, lo podemos ver en las fotografías de las operaciones republicanas que dirigió contra Mallorca e Ibiza desde la segunda semana de Agosto del 36 a los primeros días de septiembre del mismo año. Con treinta y siete años y una larga experiencia, Bayo, al que las fuerzas populares llaman capitán por ser el jefe de una expedición que comprende además de una gran masa de milicianos, efectivos de Tierra, Mar y Aire, es entonces un hombre robusto, moreno, de cara ancha y redonda, cejas gruesas, ojos negros y penetrantes, nariz aguileña, labios finos y alargados, mentón prominente ...

Breguet XIX
Imagen: Aviones increibles

Todo en conjunto hace un rostro enérgico que debía inspirar no sólo confianza y admiración a sus subordinados de la aventura balear sino también una cierta fe en la victoria que nunca llegaría. Ya no tan popular debido al reembarque, Bayo tiene que cargar con toda la responsabilidad de una mala gestión gubernamental. Nuevamente en la península, lo encontraremos en la defensa de Madrid, colaborando con la Junta de Defensa que está bajo las órdenes del general Miaja y del que forma parte entre otros Santiago Carrillo. Experto en tácticas guerrilleras, Bayo entrena entonces a las milicias republicanas en Getafe y participa activamente en todas las acciones de ese frente. Con la derrota definitiva, será uno más de los que toman el camino del exilio, eligiendo México como lugar de forzada residencia.

Alberto Bayo en el exilio
Imagen:expediciobayo.wordpress
Allí, en Guadalajara, en el año 1944, publicará un libro de excepcional valor de testimonio para la historia de Baleares  y que todavía no es suficientemente conocido. Se titula "Mi desembarco en Mallorca". A lo largo de sus páginas intenta justificar las causas de la fracasada invasión. Creemos que Fidel Castro tuvo que conocer este texto que por otra parte calificaba a Bayo como buen estratega en la lucha de guerrillas. cuestión es que cuando en 1955, el revolucionario cubano, condenado a trabajos forzados en la Isla de Pinos por el dictador Fulgencio Batista, acaba por recibir el indulto, marcha a México y allí funda el Movimiento 26 de Julio, en recuerdo de la asalto al Cuartel de Moncada, el primer brote de insurrección castrista. Y precisamente en México es donde Castro preparó sus guerrilleros, con Bayo ya incorporado a su movimiento, al que aporta su experiencia.

El desembarco tendrá lugar en Diciembre de 1956, en el Sur de la Provincia de Oriente, cerca de Sierra Maestra. Aquí y al contrario de lo que sucedió en Mallorca, los desembarcados tienen el apoyo del pueblo y la quinta columna es un hecho. Día tras día, campesinos y descontentos, pasan a aumentar la tropa revolucionaria. Los 81 compañeros del primer día se convertirán en miles de combatientes, en un ejército de guerrilleros que verá coronados sus esfuerzos en las batallas de Río de la Plata y Alegría del Pino donde los batallones de Batista son vencidos. Es probable que Bayo pasara luego a Yaguajay, en el centro de la isla, donde se había abierto un segundo frente que dirigía Raúl Castro. Sigue la lucha y el 8 de enero de 1959, los castristas entran triunfalmente en La Habana.







(1) Fuente: Memoria Civil, núm. 17, Baleares, 27 abril 1986. Autor: M. Ferrà i Martorell







martes, 22 de noviembre de 2016

EL CASO DEL SUBMARINO ROJO



A través de ASEREF (Association Souvenir de l'Exil Républicain Espagnol en France), he tenido conocimiento de que este verano pasado se ha estrenado en Francia el documental "L’Affaire du sous-marin rouge", dirigido por Hubert Béasse y producido por Jean-François Le Corre. A lo largo de sus 52 minutos de duración se trasladan al espectador, tanto lo ocurrido en el "C-2" tras su llegada al puerto de Brest,, en la Bretaña francesa. 

En este blog ya se ha escrito sobre los sucesos del C-2 en Brest, en la entrada publicada el 31 de octubre de 2013  EL ASALTO AL SUBMARINO C-2, no obstante el citado documental aporta novedades en cuanto relaciona al submarino republicano con ciertas operaciones que se enmarcan en el ámbito de la situación política francesa en aquellos momentos.

Aún no he tenido ocasión de ver el documental, por tanto lo que sigue a continuación está extraído de páginas web francesas relacionadas con el mismo.

El "C-2"
(Imagen extraída del documental)

El misterio del submarino rojo nos sumerge en la Francia de entreguerras, en momentos en que los empresarios y las élites religiosas se oponen al progreso social. Una Francia cuya credibilidad se ve socavada por la neutralidad del gobierno del Frente Popular Francés en la guerra española, por la ambigüedad exasperante del gobierno de Blum ante la situación de la República Española.   

En agosto de 1937, durante la guerra de España, un submarino español ondeando la bandera Republicana, el “C-2”, hace escala en el puerto de Brest (Francia).

Si la prensa regional francesa, por orden de la Seguridad Nacional, hace caso omiso de la llegada del submarino español, los trabajadores del Arsenal, con los puños en alto y cantando la Internacional, dan la bienvenida a los marineros republicanos. La llegada del "C-2" al Finisterre francés no escapará a los servicios secretos de Franco.

El 18 de septiembre, un comando dirigido por el comandante fascista Julián Troncoso, jefe de espías de Franco, irrumpió en el “C-2”. A primeras horas de la noche se encontraba el submarino fondeado con menos de una docena de hombres a bordo, el resto habían salido francos de servicio. A bordo de una lancha se acercaron al submarino el Comandante del “C-4”, teniente de navío Lasheras, el Jefe franquista del Servicio de Información militar de la zona fronteriza con Francia, comandante Troncoso, junto a un grupo de agentes que piden permiso para subir a bordo, a lo que accede el comandante del “C-2”, teniente de navío Ferrando Talayero. Lasheras y sus acompañantes, pistola en mano, se hicieron rápidamente dueños de la situación. Pero el centinela, un cabo fogonero apostado en la torreta, disparó sobre el grupo que estaba penetrando por la escotilla, matando a uno de ellos. Los asaltantes intentan poner los motores en marcha sin conseguirlo a causa de un fallo en los acumuladores, por lo que se da por fracasada la operación. 

El teniente de navío Lasheras y los demás, a los que se añadieron el teniente de navío Ferrando y el maquinista naval Tabuza, reembarcaron en la lancha y regresaron al muelle, desapareciendo rápidamente del puerto. El fracaso de la intentona fue sonado y  provocó la destitución  del comandante Troncoso y su paso a otro puesto en la red de espionaje franquista, además de ser procesado por la justicia francesa.

En el centro, con sombrero, el espía Troncoso
saliendo de los juzgados franceses.
Imagen: france3-regions

Mientras tanto, varios ataques atribuidos a los comunistas siembran problemas en París. La investigación policial sobre el caso del “C-2” comienza y revela extraños vínculos con los acontecimientos de París, desde círculos del poder francés se juega con la posibilidad de que el asunto del “C-2” forme parte de una red extremista instalada en Francia e integrada por elementos procedentes de Alemania, Italia y España.

Sin haber visto el documental, hasta aquí puedo contar.


Benito Sacaluga








Enlaces de interés:







Página de la obra Nuit noire sur Brest
Imagen: rtbf.be 


Imagen: .breizh-info.com